jueves, 21 de julio de 2011

Los cuernos de África:


El cuerno de África, y más concretamente Somalia es un estado esperpento, como los Cuernos de D. Friolera de D. Ramón, Un estado transformado con matemática de espejo cóncavo.
De este esperpento nos llevan tiempo hablando, nos hemos hecho la idea de un país de piratas, algo así como la isla de la Tortuga pero con mucho menos glamour, no está en el Caribe que aporta mucho con sus aguas color turquesa, son todos negros y sin Jonnhy Depp y una buena cachonda enseñando medio pecho con su vestido escotado la piratería pierde mucho, qué duda cabe.
Con esa reflexión matemática esperpéntica he creado unos prismáticos mágicos, que me permiten ver, ¿distorsionado? lo que sucede en lugares lejanos.
En Somalia hay algo más que piratillas de medio pelo. A través de mis anteojos esperpénticos puedo ver cuerpos escuálidos y rostros famélicos, personas con una absurda inquietud por sobrevivir, máxime cuando la condena a muerte es tan firme y la posibilidad de indulto tan remota. Sin embargo se empeñan en intentarlo, como lo han estado intentando durante los últimos meses, años, ¿siglos?
En Somalia, Etiopía, Djibuti o Kenia una pequeña cosecha de sorgo y un par de cabras pueden mantenerte en la pobreza, pero aquí hace mucho que no llueve, y la cabra que queda viva ya no da leche, la veo a través de mis cóncavas lentes y dudo mucho que se pueda hacer un espeto con esa mierda de cabra desnutrida.
La cabra es de esa mujer que va caminando, con sus dos hijos y su cabra, aguantó hasta el último momento esperando a la dichosa lluvia, pero ella no quiso venir, no me extraña pienso yo, qué se le ha perdido a la lluvia en esta mierda de sitio.
Cuando ya no quedaba nada por lo que quedarse empezaron a andar, y caminando llevan ya muchos días, por el camino quedó el hijo menor, no tenían con qué enterrarlo, no pasa nada, siempre habrá un carroñero que lo aproveche, esa es la ley natural, el mundo es así.
A estos dos que sobreviven la madre va evaluándolos, están muy jodidos y dentro de poco habrá que elegir a cual alimentar, cual será el más fuerte, el que sobreviva a esta “hambruna feroz” para, quizá, llegar a la siguiente, con un poco de suerte... pero dejemos a la naturaleza, que siga su curso, yo no puedo hacer nada.

No lo soporto, mis anteojos mágicos, con su matemática cóncava me enseñan cosas que no quiero ver, cosas que prefiero ignorar para seguir con mi rutina, a ver si mi país coloca hoy la deuda en los mercados, eso si es importante, lo otro está tan lejos, no es culpa mía, no me gusta...

He decidido transformar mis anteojos, esa matemática con la que asimilo la realidad la voy a hacer convexa, quedan mucho mejor esos cuerpos orondos, a mi vista desde luego le hacen menos daño. Veo un complejo residencial exclusivo en donde mis lentes convexas me hacen ver grandes casas, seguro que en realidad son más pequeñas, al igual que sus inquilinos a los que mis matemáticas distorsionadas hacen parecer grandes hombres, lo más seguro es que no pasen de unos cretinos bien alimentados; ahí está el Barón R. bañándose en su exclusiva playa privada y hablando con su broker de Chicago. Un fenómeno este empleado, quien iba a decir que conseguiría multiplicar por siete el precio del grano, una pasada, ese tío se ha ganado un incentivo de un par de millones y el Barón, jeje, qué va a hacer con tantos ceros, algo se le ocurrirá, de eso no hay que preocuparse, siempre se le ocurre algo.

Me quito las gafas, no estoy seguro de que la experiencia haya servido de nada porque yo no puedo hacer nada.

¿No puedes? Decir esas dos palabras, así, juntas, debería darte vergüenza.
¿No puedes o no quieres?¿No será quizá que no te atreves?
Respeto tus miedos, yo también tengo los míos, pero no tu cobardía.
¡Claro que puedes! Puedes luchar, puedes tratar de cambiar las cosas.
Puedes exigir, puedes gritar y puedes tratar de aportar. Puedes intentarlo, puedes triunfar y puedes fracasar. Lo que no debes es dejarlo pasar

sábado, 16 de julio de 2011

Whisky añejo

Siempre hay viejos dinosaurios que se agarran a su tirón de años á para empezar a vivir del cuento, se aprovechan un poco de lo ilustres que fueron en aquellos tiempos y sacan algún disco de mierda.
CHAVALES, ESTO ES TODO LO CONTRARIO.
Menudo disco - El Viejo PAUL (ESTADO DE GRACIA - RECOMENDABLE 100%



lp - "22 dreams"

martes, 5 de julio de 2011

DILEMAS CLÁSICOS

La espada de Damocles era de Dionisio, Damocles solo la tuvo un rato suspendida sobre su cabeza, pero se quedó con el nombre. ¿Vaya suerte que tuvo no?

Gordias hizo el nudo gordiano, y como Alejandro no era muy hábil con las manos sacó su espada y lo cortó de un tajo. ¿Es esta una muestra de inteligencia? Encontrar una solución lateral para un problema hasta el momento irresoluto, ¿o esto es hacer el bruto? A lo mejor Alejandro fue el primer impulsor de la cultura del todo vale. ¡Qué Magno el tío!

lunes, 4 de julio de 2011