jueves, 30 de septiembre de 2010

¿Me echais una mano?


Mañana me gustaría subir los muebles a mi nueva casa, he hablado con un profesional pero va a ser que no (a él le falta tiempo y a mi me falta cash).
Entre unos cuantos nos lo ventilamos en un bolao, yo me comprometo a convidaros a cositas ricas.
¿Hay voluntarios?

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Arthur Penn


El Martes 28, se murió Arthur Penn.
Autor de grandes películas como la jauria humana , Bonnie & Clyde, pequeño gran hombre, el restaurante de Alicia , y mi favorita, la noche se mueve. Me mola el papel de pequeña zorrita que hace Melanie y que todo dios le pega al white label de cojones.

HUELGA




Me manda un amiguete estas imágenes con el siguiente texto:
"Aunque no haya hecho huelga, aún me queda algo de conciencia de clase. Por lo menos aún no me han convencido de que el enemigo del pueblo sean los sindicatos."

nuestro derecho a la huelga o no

los huelguistas, tan guays ellos, se dedican a colocar silicona por los comercios que quieren trabajar, menuda pandilla de hijos de puta , todos ellos.

Death in June - Break the Black Ice

martes, 28 de septiembre de 2010

La ciudad que nadie quiere abandonar.


Benares es mucho mas que un lugar fisico,, mucho mas que una ciudad señalada sobre un mapa. Benares es un estado mental.

Una ciudad abierta que ha pesar de ser el centro del hinduismo, acoge a personas de todas las religiones y tiene representadas todas las fes religiosasen un ejemplo de tolerancia y diversidad dificilmente comparable con otra ciudad.

Benares es el refugio donde van aquellos que no tienen donde ir, los desheredados.

Bastion de la ortodoxia hindu, es justamente en esta ciudad donde Buda consiguio sus primeros seguidores entre los brahamanes e impulso el budismo.. Y es que en la India antigua, cualquier doctrina tenia que exponerse en Benares si queria conseguir reconocimiento intelectual y expiritual.

Hay una expresion en sanscrito que recoge el espiritu de la ciudad: "Mukti bhukti pradayim", que quiere decir la ciudad que ofrece a la vez "bhukti" (disfrute, deleite y placer) y "mukti" (liberacion del dolor y las ataduras de la existencia humana). Benares reune los placeres de la vida con la liberacion de la muerte.

Algunas personas, al retirarse de la vida profesional, escogen Benares para pasar alli los ultimos años de su vida. Hacen lo que en sanscrito se llama "kashi bash" o voto de residencia perpetua en Kashi. Alli esperaran placidamente que llegue el momento de la muerte.

En la ciudad esta presente el intento de vincular la individualidad del ser humano con aquella realidad superior que lo ultrapasa. Entre el macrocosmos de lo divino y el microcosmos de lo humano, el perimetro sagrado de Benares constitiye un mesocosmos, un nexo de union entre los dos mundos.

Sobre el mapa de Benares, se puede aplicar una serie de cinco circunferencias concentricas de manera que la ciudad se puede transformar en un diagrama ordenada del cosmos y del cuerpo humano. Cada uno de estos cinco circulos corresponde a uno de los elementos basicos del Universo y a la vez de una parte del cuerpo. El primer circulo, el mas exterior, es teorico y corresponde al espacio y la cabeza. El segundo circulo corresponde al perimetro sagrado de la ciudad y representa la tierra y las piernas, el tercer el aire y la cara, el cuarto el agua y la sangre y el quinto y ultimo el fuego y el corazon. Cinco elementos que simbolizan la totalidad del universo a la vez que las cinco capas de la individualidad humana (carne y huesos, funciones mecanicas y fisicas, mente y sentidos, intelecto y cociencia, esencia de la realidad).

En Benares la vida y la muerte se dan la mano, el humo que asciende de los crematorios indican la liberacion final de almas atormentadas del ciclo terrenal del samsara, los ciclos eternos de muerte y renacimiento. Toda la ciudad de Shiva se considera como Mahashmashana, el gran terreno crematorio para el cadaver de todo el universo, vigilados siempre por los Doms, sus guardianes intocables, atareados y ocupados en facilitar la liberacion final a quienes tienen la suerte de fallecer en este lugar.



lunes, 27 de septiembre de 2010

los únicos

El viernes los only ones tuvieron una gran aceptación entre varios colaboradores de Aoxomoxoa que venían en mi coche, esto es para recordárselo (por si se habían olvidado), el disco que escuchamos es "even serpents shine", pero están todos de puta madre.Un grupazo.

Mercados, Bilderbergs y otras consideraciones que conducen a la tristeza y al llanto


"Dadme el control sobre la moneda de una nación,
y no tendré por que preocuparme de aquellos que hacen sus leyes."

Mayer Amshel Rothschild (1743-1812)

Cada vez es más evidente que los gobiernos, "democráticos", se están quedando sin poder, mandan los mercados, manda el dinero, el dinero pero no solo él, los que mandan son los que tienen EL PODER. Esto siempre pasó dirán algunos, pues también es verdad, que duda cabe.

Sin embargo, nos encontramos con unos gobiernos más débiles, que además, para intentar disimular, están creando una cantidad de leyes espantosa. Parece que el Estado da por perdido el control económico, se lo ha cedido de buena gana a "los mercados" y la única forma de justificar su papel es legislar sobre temas que hasta hace bien poco pertenecían al ámbito privado de cada uno. Dentro de poco nos prohibirán rascarnos los güebos en público. ¿Pero para qué?¿Qué más les da a ellos que me rasque si me pica? que fume, que beba, o que me guste introducirme objetos por el ano. Esto es retórica no sodomía, quizá debería escribir en segunda o en tercera persona. Que te gusta introducirte objetos por el ano. ¡A ti!

El Club Bilderberg se reunió el 3 de junio de 2010 en Sitges (Barcelona, España). A la reunión asistieron, entre otros, de la Reina Sofía y del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que también ha sido invitado a las jornadas donde se debaten temas económicos y políticos sin hacer públicas las conclusiones. Las sesiones se realizaron en el hotel Dolce.

Bueno, nosotros tampoco hacemos públicas las conclusiones a las que llegamos hace unos días tomando unas copas en Cosmic Charlie´s House, pero tampoco es ningún secreto que estas reuniones suelen acabar con sus miembros peor de lo que empiezan, y la conclusión siempre es la misma; boca estropajosa, dolor de cabeza, cansancio y algún que otro vaso roto ¿ya os dais cuenta de por donde voy no?

Lo que parece claro es que si se juntan los Rothschild, los Rockefeller, los Botín, un par de rusos de estos que se quedaron con la Unión Soviética, y el resto de los poderosos; más o menos entre 100 y 150 personas, una vez al año, no es para introducirse objertos por el ano (por seguir con la analogía anal) sino para metérnoslos a nosotros, pobres parias de la tierra.

Sobre esto hay teorías conspiratorias, todas las que quieras, vas a buscar documentación y de regalo te dan un par de teorías conspiratorias, que si quieren reducir la publación de la tierra en 1.000 millones de personas, para lo cual hay que cargarse a 5.500 millones, que si es una conspiración sionista para conseguir el poder mundial (si ya lo tienen) que si disfrutan con el sufrimiento ajeno y lo hacen todo por joder...

Qué más da, lo que está claro es que esta gente es muy responsable de hambrunas, guerras, y un montón de muertes, que se lavan las manos en sus círculos elitistas, y que se la trae al pairo a todos que se muera un niño cada minuto en el mundo, ¡Coño! a mi me pasa igual, y a ti, cuantas veces pensamos en estas cosas al año, cuantos donativos tenemos que hacer para acallar nuestras conciencias (la verdad es que sale muy barato)

Cuando el gran Alejandro llegó a la India, hará unos 2500 años, uno de los reinos que conquistó fué el del Rey Poro (se escribe así pero seguro que en hindi se pronuncia porro). Para mi este tío es el ejemplo de un gran gobernante clásico (hoy en dia no se podrían hacer algunas cosas que él hacía, eran otros tiempos). Pues bien, el rey Poro decidió en su reinado acabar con el hambre en su país, y lo solucionó de una manera muy sencilla, promulgó una ley que decía algo así, "Aquel poderoso que permita que en su zona de influencia muera alguien de hambre, será condenado a muerte". Y funcionó, joder si funcionó, los que tenían la pasta y la comida no veas como espabilaron.

Alejandro le restituyó todos sus honores y lo volvió a colocar como Rey una vez conquistado su reino, pues consideró que era el mejor para el puesto, y Poro fué leal a Alejandro lo poco que vivió el macedonio.

Y del resto nada más se supo

Heron

Llevaba tiempo detrás de un disco de la banda de folk ingles Heron, y por fin lo tengo , es" upon reflection, the dawn antology", y son los dos discos que sacaron en su corta vida y material inédito.
Tienen unas voces y unas guitarras chulísimas , son muy tranquis, para escuchar en el campo debajo de un árbol, tal y como ellos lo grabaron, se escuchan los pajaros y la brisa, una gozada.

por lo que veo se reunieron recientemente.

La 34



Son chulos eh

viernes, 24 de septiembre de 2010

El Guincho

Surrealismo con tetas para caldear un poco el friday

thank God it´s friday

Me acuerdo cuando mi prima nos traía discos de Londres y pasaba el verano en mi casa , eran los números uno del año, y en el 78 trajo esta banda sonora . Después vendrían Bonnie Tyler, Rod Stewart , Eddy Grant , los NOW (recopilatorios), en fin.
La peli nunca la vi.

qsdf

martes, 21 de septiembre de 2010

minutos musicales

comprar hierba


El sábado estuve charlando con un gran admirador de la página y salió el tema de las dificultades que se encuentra cuando viaja y le apetece fumarse un canuto.
WeBeHigh.com nos da la solución, nos dice donde comprar, los precios aproximados y lo que te pasa si te pillan con maría en el país en cuestión.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Una breve historia de casi todo


"Bienvenido. Y felicidades. Estoy encantado de que pudieses conseguirlo. Llegar hasta aquí no fue fácil. Lo sé. Y hasta sospecho que fue algo más difícil de lo que tú crees. En primer lugar, para que estés ahora aquí, tuvieron que agruparse de algún modo, de una forma compleja y extrañamente servicial, trillones de átomos errantes. Es una disposición tan especializada y tan particular que nunca se ha intentado antes y que sólo existirá esta vez. Durante los próximos muchos años –tenemos esa esperanza-, estas pequeñas partículas participarán sin queja en todos los miles de millones de habilidosas tareas cooperativas necesarias para mantenerte intacto y permitir que experimentes ese estado tan agradable, pero tan a menudo infravalorado, que se llama existencia.
Por qué se tomaron esta molestia los átomos es todo un enigma. Ser tú no es una experiencia gratificante a nivel atómico. Pese a toda su devota atención, tus átomos no se preocupan en realidad por ti, de hecho ni siquiera saben que estás ahí. Ni siquiera saben que ellos están ahí. Son, después de todo, partículas ciegas, que además no están vivas. (Resulta un tanto fascinante pensar que si tú mismo te fueses deshaciendo con unas pinzas, átomo por átomo, lo que producirías sería un montón de fino polvo atómico, nada del cual habría estado nunca vivo pero todo él habría sido en otro tiempo tú.) Sin embargo, por la razón que sea, durante el período de tu experiencia, tus átomos responderán a un único impulso riguroso: que tú sigas siendo tú."

Así empieza este libro, en el que estoy ahora inmerso. El autor se plantea la razón por la cual los libros de texto con los que hemos trabajado en nuestra educación no entran en el por qué de las cuestiones. Por qué nos explican las capas que componen el planeta, por ejemplo, pero no dan respuesta a cuestiones tan elementales como; ¿Cómo han podido los científicos saber esto? Pues por ahora no ha ido nadie al centro de la tierra a mirar como es, o si hace tanto calor ahí dentro, por qué no está más caliente la superficie.
La divulgación científica se ha convertido, en muchos casos, en una disciplina casi religiosa, con sus dogmas de fé y todo lo demás. Este fulano trata de desmontar esos dogmas y lo consigue gracias a un exceso de lucidez (esto le debe jugar malas pasadas en su vida privada) y mucho sentido del humor.
Ahora estoy con la Gran Explosión, la formación del universo y estas cosas, lo más sorprendente es que además de entender lo que me cuenta tiene bastante coña.

Bill Bryson es un reconocido escritor de viajes británico, por lo visto, pues no he leido ni visto ninguno, sus libros y documentales de viajes (que también ha hecho algunos) tienen gran reputación, sobre todo por ser una persona capaz de dar los distintos enfoques de una misma cosa y hacer comprender al lector o espectador que cada uno vemos las cosas a nuestra manera.
A este relativismo cultural sumamos humor e ironía y ya tenemos el cóctel Bryson perfecto.

jueves, 16 de septiembre de 2010

la Velvet

Mañana viernes pincho en la velvet a partir de la una y media hasta el cierre, pop-rock de toda la vida y cositas frescas.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

¡¡Obras Púbicas!!

Ya sabeis que no me gusta hablar mucho de los políticos, básicamente porque para decir cosas malas suele ser mejor estar calladito, pero hoy no me puedo resistir.
Una imagen vale más que mil palabras:



Tras ver la imagen me asaltan una serie de dudas, a saber:
Pregunta:
¿Qué tiene esto de economía sostenible?
Respuesta:
Es economía sostenible porque hay unos postes que sostienen o sustentan el cartel.
Pregunta:
¿Está el coste del cartel incluido en el pesupuesto?
Respuesta:
Vamos a suponer que si, porque un portatil y un multifunción de estos, de los buenos, lo apañas en cualquier lado por 1500€. Por ello deduzco que el cartelón nos viene a salir por 2000 pavitos más o menos.
Pregunta:
¿Es economía sostenible gastarse más en un cartel que anuncia una inversión que en la propia inversión?
Respuesta:
Eso precisamente es economía sostenible, pagar las cosas más caras para sostener a otros (en este caso, los fabricantes de carteles)
De hecho, estoy pensando que esto habría que aplicarlo en otros ámbitos de la economía, por ejemplo, a aquellos que estén cobrando el paro, o una pensión, deberíamos tatuarles en la frente la información, de caracter público, relevante para la sociedad. De esta manera podríamos saber en que se gasta el dinero público (algo tan necesario). Por ejemplo; Manuel Pérez, pensionista, 15000€/año. Diana Blanco, Invalidez Permanente por infección VIH, 12000€/año (aquí podría haber debate sobre si hay que poner que se infectó por yonqui o por ser un poco puta, o por una combinación de las dos cosas).
También se podrían establecer una serie de ratios de productividad para tatuárselos en la cara a los funcionarios; Por ejemplo, Javier O, tramita 2 expedientes al día más que la media de su puesto (como es positivo se lo tatuamos en verde, si es negativo nos vamos al rojo)
¡¡Vamos!! ¡¡Menos Samba e mais Traballarrrrr!!

martes, 14 de septiembre de 2010

El Beasto


Una pena, El Beasto va a cerrar a final de mes, está vendiendo los discos con un veinte por ciento de descuento, última oportunidad para pillar vinilos clásicos a buen precio en una tienda de la ciudad. La cosa se pone escalofriante...

Hay que ser más discretos, mecachis


EFE | Sarrià de Ter, Girona
La Policía Municipal de Girona ha detenido a cuatro vecinos de Salt a los que sorprendieron de madrugada cuando cargaban una gran cantidad de plantas de marihuana dentro de un vehículo.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 01.00 horas cuando una dotación policial, que se encontraba en servicio de vigilancia y seguridad por la zona del Pla del Xuncla de Sarrià de Ter, observó como tres jóvenes introducían plantas en el interior de un vehículo que resultaron ser de marihuana.

Tras identificar a los tres sospechosos, todos de origen marroquí, los agentes fueron a inspeccionar el lugar de donde supuestamente sacaban la marihuana y encontraron allí a otro joven escondido entre matorrales a quien también identificaron. Los detenidos pasaron ante el juez de Instrucción de guardia de Girona que les dejó en libertad después de declarar.

Más minutos musicales





domingo, 12 de septiembre de 2010

Synth Britannia

Está colgado en el tubo el documental de la BBC "Synth Britannia" proyectado en el último Sónar. Narra la historia del origen y primeros años de la música hecha con sintetizadores en UK, hasta 1983 o así. Se trata de un documento muy interesante y que se deja ver, aunque se centra demasiado en unos pocos grupos. Depeche Mode, por ejemplo, monopoliza buena parte del metraje. Pero no os preocupéis, salen todos esos grupos en los que estáis pensando.

Aquí tenéis la primera parte. Las otras 8 son fáciles de encontrar (pero no en español)

viernes, 10 de septiembre de 2010

No te fies

>br>
Nunca te puedes fiar de nosotros.
Cuando estás triste es porque hay que remediarlo de alguna manera y cuando todo va bien no vas a dejar de celebrarlo, así que ya es viernes por la noche y tu ya sabes donde andamos.

anecdotas del rock

Nuestro colaborador Jack Perruack, me ha mandado un link de anécdotas del rock y portadas variadas.
Puedes encontrar grandes artículos de periodismo de investigación, por ejemplo el que descubre que Pete Doherty obligaba a fumar crack a su gato y cosas por el estilo, interesaníisimo vamos.
http://anecdotariodelrock.blogspot.com/2009/02/pete-doherty-obliga-fumar-crack-su-gato.html


Atención: periodismo deficiente

Al hilo de lo publicado ayer por el Capitán, aquellas pobres ballenas que se vieron obligadas por un periodista ignorante a perecer antes de morir, es decir, a morir dos veces; menuda putada, ya creias que te habías muerto, que todo había acabado y no, ala, espabila que te toca morirte otra vez, que lo de antes solo fué perecer, y dirá la ballena, me había perecido que ya estaba muerta, en fin, a lo que iba.

Me ha mandado un compañero una propuesta de etiquetas para poner en los artículos, de manera que los lectores no nos llevemos a engaño, copio textualmente:

Gracias a la cuenta de Twitter de Ben Goldacre he descubierto esta colección de pegatinas con advertencias sobre periodismo lamentable. Se pueden descargar en un cómodo PDF y no estaría mal que más de un periódico se aplicase el cuento. Una colección de avisos junto al titular de cada artículo sería muy útil para los potenciales lectores. Entre los mensajes se encuentran:

-El periodista no entiende el asunto sobre el cual está escribiendo.
-Las estadísticas, resultados de encuestas y/o ecuaciones en este artículo fueron patrocinadas por una empresa de relaciones públicas.
-Este artículo es básicamente una nota de prensa copiada y pegada.

Atención: las afirmaciones médicas recogidas en este artículo no han sido confirmadas mediante un proceso de investigación y revisión por pares.

Con este sistema nos ahorraríamos muchísimos disgustos.

Teddy Candidato a la Presidencia

¿Teddy? ¿Quién es Teddy? ¿Un Kennedy? ¡No! Es el típico osito de peluche de los niños. En Letonia, igual que en Islandia, o en el resto del mundo, están hasta los cojones de chorizos, chupatintas y mentirosos, apelativos que cada vez más se asimilan al político profesional. En realidad, de seguir este camino, llamar a alguien político se va a convertir en un insulto, pero es que se lo están ganando a pulso los hijos de p...

Riga, 7 septiembre, RIA Novosti. El Último Partido de Letonia que aspira a presentarse a las próximas elecciones legislativas del país báltico propuso como su candidato a la presidencia del Ejecutivo un oso de gomaespuma, anunció hoy el presidente de la formación, Gints Knoks.

"El Último Partido postuló como su candidato a la presidencia del Gobierno al Oso de Felicidad, personaje de una obra de teatro de Andrejs Upits (famoso escritor letón)", informó Knoks.

Activistas del partido hicieron con gomaespuma una figura de oso de dos metros de altura que esperan contará con el apoyo del electorado el próximo 2 de octubre, cuando el país báltico celebre los comicios parlamentarios.

La Junta Central Electoral de Letonia de momento no ha ofrecido ningún comentario al respecto.

Según la página web del Último Partido, la formación apela a aquellos de los ciudadanos letones que de cara a las elecciones no se sienten identificados con ninguno de los demás partidos políticos, por lo que su lema es "No sé/No me he decidido".

El partido, que se define como "resistencia no violenta", no tiene presupuesto electoral, sede oficial ni asesores de relaciones públicas, afirma su web.

Fuente: http://sp.rian.ru/onlinenews/20100907/127689706.html

Corrupción

Lo que todos intuímos en nuestro entorno se confirma en la Ciudad de Dourados

Una ciudad brasileña amaneció sin autoridad: todos arrestados por corrupción
jueves, 2 de septiembre, 20.18 AFP

Dourados, la segunda mayor ciudad del estado de Mato Grosso do Sul, en el centro oeste de Brasil, amaneció este jueves sin alcalde, adjunto, o cualquier otra autoridad que pueda asumir la Alcaldía, tras una operación policial que los arrestó a todos por sospecha de corrupción.

La Policía Federal anunció que detuvo el miércoles en Dourados a nada menos que 29 personas acusadas de fraudes en licitaciones públicas, entre ellas el alcalde, Ari Artuzi, su adjunto, el presidente del Consejo Municipal, el procurador general de la Alcaldía, concejales y empresarios locales.

La Justicia indicó que el viernes designará a alguna autoridad que pueda asumir el mando en la ciudad.

La detención de los acusados es temporal y preventiva, y resultó de una operación policial abierta en mayo después de que el secretario de la Alcaldía y periodista, Eleandro Passaia, denunciara una red de corrupción en la administración municipal. Passaia entregó grabaciones y vídeos como pruebas.

El periodista y secretario, citado por el diario O Globo, denunció que el alcalde distribuía sobornos mensuales que cobraba de empresarios que suministraban servicios a la Alcaldía entre sus colaboradores.

Passaia afirmó que decidió hacer la denuncia después de que la esposa del alcalde, también detenida el miércoles, se pagara una cirugía plástica de senos con dinero de la corrupción, al tiempo que un niño quedó ciego por falta de medicamentos en el centro de salud, según O Globo.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Ballenas varadas en Nueva Zelanda


AFP 20-08-2010
Una decena de ballenas permanecen varadas en una playa de Karikari, al norte de Nueva Zelanda. Un grupo de 58 cetáceos fue descubierto en las proximidades de la costa por agentes del servicio de conservación de la costa. Muchos de los animales perecieron antes de morir (imagen distribuida por el Departamento de Conservación).

¿Curioso no? Como será esto de perecer antes de morir.
Publicado en El País

Intolerancia, quema de libros y otras sandeces


Al hilo de la noticia del "pastor" Terry Jones, ese cura cowboy que quiere quemar el sábado todos los ejemplares del Corán que encuentre a su paso, me gustaría hacer una reflexión sobre la tolerancia y la intolerancia en temas religiosos.

Alfonso VIII, Rey de Castilla, consiguió una gran victoria militar en su guerra con los almohades, a los que podríamos calificar un grupo radical musulmán del siglo 13, en la famosa batalla de las Navas de Tolosa (esto está al pasar despeñaperros, acceso natural a Andalucía).

En el doce doce los almohades representaban el radicalismo religioso que no habían tenido los otros grupos musulmanes llegados con anterioridad a la península, además Miramamolín, el califa almohade, había llegado a las puertas de Toledo y al valle del Tajo, con lo que gran parte de Castilla estaba en peligro.

Por ello Alfonso convocó a una de las primeras "cruzadas" de la historia, con la aprobación del papa de Roma, y la participación de Navarros, Aragoneses, Francos y las órdenes militares. Fueron a la guerra ahí, en las Navas de Tolosa y derrotaron al califa.

Al terminar la batalla el rey castellano hizo lo que habían hecho siempre, poner un poco en orden la zona conquistada, nombrar a quien gobierne la zona, y dejar tranquila a la gente con sus religiones y sus costumbres, lo que interesaba hasta entonces era el control político, militar, económico, pero no religioso.

Esto no les gustó nada a los Francos, que querían represaliar a la población musulmana, tanto es así que se volvieron para Francia.

A partir de este momento la reconquista se convierte en una guerra religiosa, que terminó como más o menos recordais algunos del cole, la toma de Granada y la expulsión de judíos y musulmanes.

En 1939 mi abuelo Manolo, burgués acomodado además muy influido por el catolicismo radical de la época, pues él era carlista, ya sabeis, Dios, Patria y Rey, regresó a España (había pasado la guerra en Estoril). Una de las primeras cosas que hizo, asesorado por un fraile dominico, fue quemar la biblioteca pues había libros pecaminosos (tócate los cojones).

Hoy en Radio Nacional hablaban de una encuesta, en la que más o menos, no recuerdo las cifras con exactitud, el 50% de los españoles considera al estado de Israel responsable del conflicto judeo-palestino. Con esta cifra el periodista en cuestión sacó la conclusión de que el 50% de los españoles somos antisemitas (Tócate los cojones de nuevo). Esto es como decir que si piensas que el gobierno de España es responsable de la situación económica eres francés o portugués (ups, que lapsus, quería decir antiespañol).

El obispo de Milán ha sido muy criticado en Italia, por pedir que se construya de una vez una mezquita en su ciudad, defendiendo el principio de libertad religiosa. Una de las contestaciones más aplaudidas ha sido la de otro obispo de Italia, este otro Monseñor dice que lo que hay que hacer es rezar para que judíos y musulmanes se conviertan al catolicismo.

En Córdoba el obispo ha decidido no permitir rezos musulmanes en la Mezquita (catedral), en su contestación a la solicitud dice que antes de hacer la mezquita los musulmanes ya había allí una iglesia, y digo yo, ¿qué había allí antes de la iglesia? Una mierda seguro que hubo allí antes.

A ver si con 2000 años más somos capaces de aprender algo, porque así mal nos va a ir.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

La Mirada



Al principio fueron ojos que miraron a otros ojos como anzuelos de luz apenas intuída. Con esta frase comencé un relato inacabado, de esos que mueren en los andenes de via muerta de la estación del olvido. Porque los ojos son ventanas, las ventanas del alma, y así como permiten ver el mundo, permiten entrar en el otro, adentrarse en sus misterios, atisbar el alma que habita tras visillos de colores.

Cortázar en Rayuela enseñaba que si dos caras se acercan lo suficiente, los ojos del otro se funden en uno. Nos volvemos cíclopes y eso a veces nos asusta. Aquellos que conocen el rostro de Januman, suelen fijarse en sus ojos. Yo me miro con frecuencia en el espejo, no por narcisismo, más allá de las rutinas de la higiene personal. Me acerco hasta el cristal para diagnosticarme en ellos. En la corona del iris me enfrento a mi verdad y en el azogue negro de mi pupila, un minúsculo Januman observa reflejado al que refleja. No hace falta hacerse preguntas, los ojos son siempre una pregunta engarzada en nuestra cara.

Cambian con el tiempo, con el paso de los años. Aquellos que estamos en contacto con niños sabemos bien de esa luz y transparencia del inicio, cuanto todo se ve como algo nuevo, cuando el mundo está por estrenar, y la rutina no ha sobado y convertido en anodinos los colores y las formas. Nuestra mayor tragedia es que apenas recordamos lo que vimos cuando de verdad sabíamos mirar. Quien pudiera recuperar su primera ola, su primera lluvia, su primera flor o mariposa, con esos ojos absortos que sabían contemplar el milagro de la vida. El tiempo nos opaca la mirada, nos cambia el color, perdemos ese brillo de luciérnagas y nos deja una noche de infancia ciega, iluminada por el flash de algunas fotos que apenas conseguimos revelar.

Cuando uno mira el ábum de fotos de su vida, suele reparar en los detalles: dónde estaba, cómo iba vestido, quién me acompañaba...Pero si ponemos el foco en nuestros ojos, aparece un itinerario del alma que puede corresponderse o no con el fondo aparente. Esa foto de primera comunión, la excursión del instituto, una noche de marcha, el primer amor, reuniones de trabajo, la foto de la boda... No siempre existe coincidencia, nos enseñan a ponernos velos, sombra de ojos en tonos de cinismo o convención, para ser felices sin serlo, para divertirnos en el tedio, para filmarnos para sí y para el mundo la vida que se espera que vivamos.

Asomarse a tus ojos o a los ojos del otro es asomarse a un pozo. Más allá del brocal de los párpados se esconde el reflejo oculto del acuífero de nuestra vida, las emociones que ha absorbido nuestro cuerpo, las visiones que han calado en nuestra mente. Hay pozos estancados, de gente que vive muerta, miradas turbias que inyectan tiniebla, aguas fecales que infectan el aire. Miradas de ira, de deseo, de soberbia, de infinita soledad, miradas vueltas en si mismas... Miradas.

Vivir, luchar porque tus ojos sean linternas que te guíen y guíen en la noche, embellecidos por arrugas de expresión, sin miedo a ser mirados. No crean que es fácil, sobretodo cuando uno no sabe o no puede ir de farol. Mirada de póker la llaman. Aquellos que nacimos transparentes, nunca ganaremos las partidas del mundo. Nuestras cartas se reflejan en los ojos. No importa, mejor perder alguna apuesta que romper nuestra mirada de cristal.

Luego están los ojos del otro, capaces de sembrar la alegría o el dolor. Por encima de los besos, por encima de la unión sexual, en cuyo culmen solemos cerrarlos, están esos momentos mágicos en que dos pares de ojos se entregan sin hablar, con el brillo del aliento del otro en las mejillas. Mirarse en otros ojos sin miedo y sin afán de posesión, pozo con pozo, bebiéndonos a sorbos.

Pero no es fácil, arrastramos cementerios de miradas sin billete de vuelta, de miradas cómplices que nunca llegaron a ser tacto. Un vagón de metro, una sala de espera o una reunión son un diagrama de miradas esquivas, de íntimos anhelos que nadie verá, y si las ve, apartará de su existencia al poco rato.

Si me leen, sus ojos están mirando una pantalla. No nos vemos, y así yo les cuento lo que probablemente esquivaría de tenerlos cara a cara. Nos daríamos abrazos o besos sinceros, pero quién resiste una mirada largo tiempo, mirando y dejándose mirar sin parpadeos de pudor o de prejuicios.

Dejo para el final los ojos más intensos, los del llanto, cuando las lágrimas nos retornan para bien o para mal al brillo de la infancia. A veces la vida nos otorga su mejor regalo: que aquel por quien las derramamos nos las seque a besos. Las más, nos riegan soledad por las mejillas, pero nos purifican de tanta mirada opaca, de tanta ceguera y hastío.

¿Cuál es el secreto de sus ojos? Ese que otros no ven, ese que les mira en el espejo de su soledad. El mio tiene hoy color de renuncia, de añoranza y soledad, y un Januman negro en la pupila que me dice: ojos que no ven, corazón que no siente.

Januman en
http://casadecitas-januman.blogspot.com/2009/10/ojos.html

No volverán a ver mi dinero.



Películas sin interrupciones en alta definición, esos discos tan especiales con sus portadas, series de TV pasadas, documentales de la BBC, todo el software que tu máquina aguante, etc.

El video no pudo matar a la estrella de la radio, el vhs no tiene la culpa de que hollywood apeste, y a Teddy Bautista no le llegan siete vidas para apreciar una parte de la música editada; antes de que el naciera.

http://www.descargaras.com/top-programas-intercambio_p2p/

http://www.freeserials.com

(cuidado con los serials que ya sabeis que virean)

martes, 7 de septiembre de 2010

lunes, 6 de septiembre de 2010

RHODES



Rhodes, Rhodes, becas Rhodes, Rhodesia, mmm, me suena, ¿quién sería este tío?

La biografía de este tío es muy interesante si quieres conocer algo de la historia de África, el movimiento colonizador, mucho de lo que él hizo (con intenciones más que dudosas) perdura hoy en día, su figura está entre el hijoputa de tomo y lomo y el gran ilumunado visionario, desde luego no deja indiferente, de eso se trata.

Os copio una pequeña biografía del fulano en cuestión.

Empresario, político y colonizador inglés de Sudáfrica (Bishop’s Stortford, Hertfordshire, 1853 - Muizenberg, El Cabo, 1902). Hijo de un pastor protestante, emigró a la colonia británica de Sudáfrica en 1870 para trabajar en la fábrica algodonera de su hermano. Un año después la abandonó para explotar minas de diamantes, y tuvo tal éxito que acabó haciéndose con todas las minas de Kimberley y De Beers hacia 1888. Junto con un grupo de socios fundó la compañía De Beers, que hacia 1890 controlaba el 90 por 100 de la producción mundial de diamantes y que ha perdurado hasta nuestros días (mejorando incluso aquella posición de monopolio). Completó el negocio adquiriendo participaciones importantes en la minería del oro del Transvaal en 1887.

Rhodes tenía una concepción mística del imperialismo, que trató de hacer realidad participando activamente en política. Se debe en gran parte a él la concepción del eje El Cabo-El Cairo, que durante mucho tiempo inspiró la política colonial británica y que acabó haciéndose realidad a costa de las aspiraciones portuguesas, francesas y alemanas en África.

Trabajó al servicio de ese ideal desde los múltiples puestos políticos que ocupó como parlamentario de la colonia de El Cabo (1881), miembro de varias comisiones de límites y primer ministro de El Cabo (1890-96). Impulsó una conflictiva política de penetración británica hacia el norte, desafiando los deseos de independencia de los colonos bóers (de origen holandés) del Transvaal y frustrando las aspiraciones expansionistas de la colonia alemana del África del Suroeste (Namibia).

En 1884 consiguió la anexión británica de Bechuanalandia (Botswana), abriendo la ruta hacia el norte. Engañó al rey de los matabeles, Lobengula, haciéndole firmar un tratado por el que concedía a Gran Bretaña un extenso territorio, en el que Rhodes fundó las colonias de Rhodesia (actuales repúblicas de Zimbabwe y Zambia) y Nyasaland (actual Malawi); desde 1890 empezaron a asentarse allí colonos blancos.

En aquel mismo año llegó Rhodes al poder como primer ministro de El Cabo. Trató de fomentar la reconciliación de los bóers con los colonos británicos en una única Sudáfrica bajo dominio colonial británico. Pero la resistencia de los bóers del Transvaal, encabezados por Paul Kruger, frustró aquel proyecto; después de múltiples conflictos, Rhodes apadrinó una expedición militar contra Kruger en apoyo de los uitlanders (colonos extranjeros del Transvaal, en su mayoría británicos): el raid de Jameson de 1895 fue un fracaso y acabó forzando la dimisión de Rhodes en 1896, además de agravar las tensiones que conducirían a la Guerra de los Bóers de 1899-1902

Por entonces, múltiples obstáculos se habían alzado ya contra el sueño imperial de una gran Sudáfrica británica: en 1889 los alemanes habían obtenido una franja de territorio que impedía la expansión hacia el norte de Bechuanalandia (la franja Von Caprivi); en 1890 Leopoldo II de Bélgica había extendido su colonia del Congo con el dominio de la rica región minera de Katanga; y el acuerdo anglo-portugués de 1891 había consolidado la presencia portuguesa en Angola y Mozambique.

Otros proyectos suyos, como el de restablecer el control de Gran Bretaña sobre sus ex colonias norteamericanas, eran demasiado audaces para ser tomados en serio. Al morir dejó un gran legado para otorgar las llamadas Becas Rhodes, que permitieran estudiar en la Universidad de Oxford a estudiantes del Imperio británico, Estados Unidos y Alemania.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Lecciones de Química

Os acordais de la tabla periódica y de la formulación de los elementos químicos, yo no mucho, la verdad, pero con la edad me voy dando cuenta de que el tema no deja de tener cierta importancia.
Os paso dos ejemplos, uno trágico y el otro cómico, de a donde nos lleva nuestra basta ignorancia.
http://kurioso.es/2010/08/10/nunca-dejes-al-alcance-de-un-chatarrero-el-viejo-equipo-de-radioterapia/
http://amazings.es/2010/09/03/peligro-agua-con-altos-niveles-de-hidrogeno/

jueves, 2 de septiembre de 2010

SpongeBob SquarePants

El mundo, es decir,  nuestro mundo de los jóvenes viejunos, se divide en dos tipos de gente: los divertidos y despreocupados “Sincríos” (dinkys, pero no sólo) y los pobres “Concríos”, a los que yo pertenezco. Si tú eres un Sincrío, seguro que tienes ciertos prejuicios acerca de nuestra raza. Sientes curiosidad sobre cómo vivimos pero es más fuerte el miedo que te producimos y el escalofrío que te recorre la espalda cuando piensas que te puede pasar a ti. Voy a intentar acercar nuestro mundo al vuestro con una serie de cosas buenas habituales en nuestra vida que creo que merece la pena que conozcáis. Hoy empiezo con la primera: Bob Esponja. Pantalones Cuadrados. Sí, ese bicho amarillo, chillón y estúpido que veis de pasada cuando hacéis zapping en la tele y en el que nunca os habéis parado a ver más de dos minutos seguidos. Porque eso mismo pensaba yo al principio: vaya coñazo de dibujos. Pero no. Y es que los niños son niños pero no tontos. Bob Esponja dispone de unos guiones  frescos, inteligentes y con distintos niveles de lectura. La serie lleva ya más de una década en Nickelodeon, ha sido nombrado por Time uno de los 100 mejores programas de tv de todos los tiempos y es la responsable de que el canal de tdt más visto en nuestras casas sea Clan. Y su “grandes éxitos” se ha convertido en la banda sonora de mi buga este verano. En realidad tiene bastante coña, sobre todo varias parodias de estilos musicales y alguna colaboración. Ahí van dos muestras:


miércoles, 1 de septiembre de 2010

La pirata del mar de China


Ching Shih, la mujer pirata, mandó sobre seis enormes escuadras, de quinientos barcos con veinticinco cañones por banda. Ching Shih (1775-1844) se hizo a la mar y a la piratería cuando su marido, el jefe de los corsarios, murió. Al mando de su tropa saqueó, arrasó aldeas y pasó a cuchillo a quien se le puso por delante.

La figura del pirata ha cautivado a la literatura y al cine. Stevenson, Borges, Conrad, Melville, Defoe… han escrito –fabulando y soñando, casi siempre– el relato nostálgico de su accidentada travesía a lo largo y ancho de los mares y las costas del mundo. Y el cine, la mayoría de las veces, se ha limitado a poner en escena su caricatura, llena de patochadas, desmesuras y tópicos ridículos.
Pero la epopeya pirata también contiene una pureza brutal y salvaje que busca desesperadamente la libertad absoluta, aventada por el horror legal y soterrado de las sociedades pretendidamente civilizadas de las que surgieron las figuras protagonistas de sus desventurados pillajes. Los piratas nunca quisieron hacer historia, sino escapar de la historia. Su reinado no era de este mundo. Sus villanías surgieron de la negrura que todos albergamos, en mayor o menor medida, en nuestras almas. Del ser humano cazador, liberto y migrador que una vez fuimos y cuyo recuerdo tribal continúa grabado a fuego en nuestro cerebro más primitivo, reclamándonos aire limpio, espacios abiertos, depredaciones sin número y una independencia orgullosa de fieras.
El comienzo de la historia de la piratería se pierde en la noche de los tiempos. Es una actividad casi tan vieja como la humanidad, aunque aseguren que nació en el siglo V antes de Cristo, en las inmediaciones de la Costa de los Piratas, en el golfo Pérsico. Mantuvo sus actividades durante toda la antigüedad, y alguno de sus destellos ha llegado a estremecer el siglo XX. Incluso en el XXI se calculan unos 1.150 ataques piratas cometidos sólo entre los años 2000 y 2002.
Claro que la piratería ya no es lo que era. Abordar hoy día, rifle en mano, un buque mercante de 150 metros de eslora, cargado de material informático, que entra en el puerto de Singapur procedente de Japón, tratando de atravesar el estrecho de Malacca para luego seguir hasta Suráfrica, no tiene el mismo encanto que adornaba a los viejos diablos del infierno cuando en 1668, a las órdenes de Henry Morgan, saqueaban Panamá bajo la sincera soflama de su capitán: “Aunque nuestro número es pequeño, nuestros corazones son grandes, y cuantos menos sobrevivamos, más fácil será repartir el botín y a más tocaremos cada uno”. La justicia de su lógica era entonces tan sencilla como demoledora. Ya ha dejado de serlo.
Desde luego, los tiempos han cambiado. El filibustero hace tiempo que dejó de serlo para convertirse en un triste bandido naval, sin la alegría utópica y anarquizante que irradió de aquellos antiguos y agrestes corazones, y que culminó en la Libertalia del capitán Misson: un paraíso bucanero frente al mar malgache –plagado de piratas ingleses, portugueses, negros, mahometanos…– que acabó cuando los buenos indígenas oriundos del lugar decidieron pasar a cuchillo a todos los miembros de la comuna, acabando con el pequeño ensayo de república igualitaria ideada por Misson y su lugarteniente, el fraile Caraccioli. El pirata John Silver de La isla del tesoro no es más que un sueño, como lo fueron asimismo los falansterios, el nihilismo ruso, el anarquismo, Saint-Simon, Rousseau, Fourier, el utopismo y el comunismo libertario. Pero todos esos sueños laten, a su horrorosa manera, en el sucio entramado, manchado de sangre y sal marina, de la bandera negra pirata.
El mar Mediterráneo y el mar de la China fueron escenarios primordiales de la odisea pirata. El siglo XVI comenzó gloriosamente con grandes expediciones, y vio cómo holandeses e ingleses se apresuraban codiciosamente sobre el poderío español en América y Asia. El imperio español fue un revulsivo para la historia de la piratería: sembró sueños oscuros, codicia y deseos de venganza en alguna que otra mente réproba. Y es más que evidente que si dicho imperio español dejó de ser un imperio, fue debido en parte a los implacables oficios de los piratas a lo largo y ancho de más de dos siglos sembrados de correrías, desvalijamientos y robos sin número.
Uno de los que más contribuyeron a empobrecer la Corona española fue Francis Drake, que nació en Tavistok, en el Devonshire, en 1539, y se dedicó desde muy joven a navegar. Viajó con Hawkins a la isla de La Española, transportando esclavos negros procedentes de África, pero fue sorprendido por los españoles y perdió su cargamento e incluso las naves. En represalia, se hizo al corso con objeto de apresar el tesoro que, según se decía entonces, pensaban transportar desde Panamá a España a través del istmo de Darien. Hacerce al corso significaba obtener una patente para robar y saquear con el beneplácito del rey u otros gobernantes; eso sí: siempre barcos de bandera enemiga. La reina Isabel I, fascinada por sir Drake, fue un noble ejemplo de cómo los reyes llegaron a legitimar e institucionalizar la piratería, sobre todo cuando era graciosamente puesta al servicio de sus arcas.
Los piratas formaban una extraña comunidad que, en los siglos XVII y XVIII, en la isla de La Tortuga, incluso tuvo una base internacional: la famosa cofradía de los Hermanos de la Costa, un semillero de proscritos y ratas de mar de todos los colores y nacionalidades, rufianes de corazón atrapado por la niebla oceánica, malos chicos insatisfechos con un mundo ordenado y regido por leyes que no siempre se les antojaban satisfactorias para sus propios intereses. Una hermandad que reunió a tipos tan feroces como legendarios: Pierre Le Grand, el capitán Roberts, Lewis, Agrammont, Low…
Pero los siglos fueron jugando su partida en contra de los herejes luteranos, como se los denominó ingenua y católicamente desde España, en la que no sólo preocupaban sus temibles periplos encaminados a la rapiña, sino, fundamentalmente, la burda y pertinaz manera que tenían aquellos hombres (y mujeres) de violar una y otra vez la fe católica. En el siglo XIX, los adelantos técnicos aplicados a las comunicaciones y a los sistemas de defensa fueron dejando atrás a los facinerosos. Tan rudos ellos, nunca se distinguieron por estar a la última en progresos científicos, y la ley y el orden acabaron ganándoles por la manga.
Precisamente fue el siglo XIX el escenario de las andanzas de la pirata china Ching Shih, o Cheng I Sao (1775-1844), porque la quimera pirata, con su espíritu rabiosamente montaraz, no podía excluir a las mujeres. La irlandesa Grace O’Malley, en el siglo XVI, tuvo su base en la isla de Clare, en Clew Bay. Otra irlandesa (los irlandeses tienen la sangre caliente y fueron espectacularmente proclives a la sanguinaria aventura de los mares), Anne Bonney, hija de un importante abogado, comenzó su carrera en el siglo XVII apuñalando a una chica y acabó convertida en la esposa de un pirata de medio pelo que se la llevó consigo a las Bahamas hasta que la joven lo abandonó por otro cazador de más fortuna: Calico Jack, con quien tuvo un hijo que dejó al cuidado de unos conocidos en Cuba para poder hacerse al mar con buen viento y demostrar su pericia con el machete y la pistola, hasta que se enamoró de Mary Read, una joven inglesa travestida de bucanero, que le robó el corazón a Anne, y quizá también algo más (con los piratas, ya se sabe: suelen afanar todo lo que pillan…). Las dos fueron condenadas a muerte, y al menos una de ellas se libró de ser ejecutada a causa de su embarazo. Charlotte de Berry, Fanny Campbell, Ann Mills… las mujeres sintieron la llamada del corso, que era también la de la libertad. Si cualquier hereje, desclasado, esclavo insurrecto o agitador tenía cabida en la empresa corsaria, las mujeres no iban a ser menos. El odor di femina penetró en los barcos, pero siempre a través de mujeres –muchas de ellas viudas– que se comportaban como auténticos hombres. Es más: que superaban a los hombres en valor, destreza y crueldad.
Yuentsze-Yung-Lun contó la historia de la piratería china entre 1807 y 1810 tratando de escamotearnos el relato miserable y bárbaro de los desmanes bucaneros asiáticos. En China todo es exquisitez, incluso en la atrocidad, venía a decir. Y, además, la piratería china de comienzos del siglo XIX se vio reducida al imperio absoluto de una mujer: Ching Shih, que por supuesto le aportó los donaires, la fineza y la exquisitez propios del sexo débil. ¿Débil? Bueno, es un decir…
Cierto día, la señora Ching se convirtió en la esposa del señor Ching, que desde 1797 dirigía el consorcio de los piratas. Sus barcos distribuían generosamente el terror a lo largo y ancho de todos los ríos y los mares habidos y por haber, hasta que el emperador, más que harto de tanta degollina y expolio, nombró a Ching maestre de los establos imperiales, un título que no hubiera disgustado a sir Francis Drake.
En este punto, el relato de la crónica es contradictorio: según una primera versión, Ching desairó los honores imperiales y continuó como si tal cosa, destripando annamitas y cochinchinos hasta que estos pobres lo mataron en defensa propia aprovechando un descuido en alguna escaramuza. Otros cuentan que, au contraire, Ching se infló como un pavo tras recibir su nuevo título y, por supuesto, una vez que el asunto se le subió a la cabeza, fue perdiendo brío hasta el punto en que sus colegas del consorcio, desolados ante las manifiestas memeces y ringorrangos del jefe, le obsequiaron con un plato de orugas venenosas, servidas con una guarnición de rico arroz. Sea como fuere, el caso es que Ching murió, y, con toda probabilidad, no de muerte natural.
Su viuda, lejos de sentirse desconsolada y abandonarse a una femenil depresión, se hizo cargo del negocio familiar ocupando acto seguido el lugar de su marido. Y llevó el mando y las cuentas con mano y voluntad de hierro. Borges la describe como “una mujer sarmentosa de ojos dormidos y sonrisa cariada. El pelo renegrido y aceitado tenía más resplandor que los ojos”. Yo, sin embargo, prefiero imaginarla como el objeto de este poema chino del siglo XIV: “Atrapada por el viento suave, / su falda de seda ondea y se agita. / El loto florece en los zapatos ajustados, / ¡como si ella pudiera mantenerse sobre las aguas otoñales! / La punta de sus zapatos no asoma más allá de la falda, / por temor a que se vean los pequeños bordados”.
No sé si la señora Ching se ató los pies en su momento. Los pies atados eran por entonces un símbolo de castidad y mantenían a la mujer dentro de casa haciéndola incapaz de andar muy lejos de ella. La señora Ching anduvo por donde le dio la gana. Pero también es cierto que los manuales amorosos chinos eran bastante específicos sobre el uso de los pies atados como zonas erógenas, que constituían una auténtica obsesión sexual.
Con pies atados o libres, la señora Ching se convirtió en la reina absoluta de seis enormes escuadras, con quinientos barcos de quince a doscientas toneladas cada uno, dotados de veinticinco cañones en ambas bandas. No estaba nada mal para una mujer de carácter como ella. Los colores de las oriflamas eran rojo, verde, amarillo, violeta y negro, y la sexta escuadra lucía el emblema de una serpiente. Sus comandantes tenían nombres refinados del estilo de Pájaro y Sílex, Alto Sol, Joya de Toda la Tripulación y Olla Llena de Peces. Aunque podemos objetar que los nombres de los bellacos, más que elegantes, podían pasar por cursis, la verdad es que los capitanes sometían a sus alféreces a un orden nada propio de damiselas. El reglamento de la señora Ching era de todo menos blandengue. Indicaba con meridiana claridad que “si un hombre va a tierra por su cuenta, o si comete el acto llamado ‘franquear las barreras’, se le horadarán las orejas en presencia de toda la flota; en caso de reincidencia, se le dará muerte”. También prohibió “tomar a título privado la menor cosa del botín procedente del robo y el pillaje. Todo será registrado, y el pirata recibirá, de las diez partes, dos para él; las otras ocho corresponderán al almacén denominado fondo general. Tomar lo que quiera que fuere del fondo general traerá consigo la muerte”.
La viuda, como algunos tiranos de la antigüedad griega, cuando se ponía a pensar en castigar una falta, lo primero que se le ocurría –por insignificante que fuera dicha infracción– era penarla con la muerte, así que con las faltas graves ya no se le ocurría ninguna otra penitencia mejor o más ejemplarizante: “Nadie deberá seducir para su placer a las mujeres cautivas apresadas en las ciudades o en el campo y llevadas a bordo de un navío. Se deberá, primeramente, pedir permiso al ecónomo, y retirarse a la cala del navío. El uso de la violencia con una mujer sin el permiso del ecónomo será castigado con la muerte”.
La viuda Ching era tan sumaria como Napoleón, y de una eficacia parecida, según puede deducirse. Pronto prohibió hablar de botín –una palabra con tintes bárbaros, casi occidentales–, y se refirió al fruto de sus rapacerías como “productos trasbordados”, expresión que nos suena a ejercicio posindustrial y globalizado, de una absoluta modernidad.
Mientras su pequeño ejército se entretenía rebozándose de cieno entre los juncos, o jugando a los naipes, o cocinando orugas y embadurnándose el cuerpo con dientes de ajo antes de una ofensiva, en el año 1808 una flota imperial, impresionante incluso para la señora Ching, la atacó sin piedad hasta que los cadáveres flotaron en el mar en tal número que bien podrían haberse confundido con la espuma de las olas. Pero la viuda, con sus ardides, sus profecías, su gong y sus tambores, además de su encantadora ferocidad, venció en la contienda. El almirante imperial, Kuo-Lang, no fue capaz de superar la derrota y acabó suicidándose después de mantener un nada honroso altercado con el lugarteniente de la viuda, el joven y bien cebado Pao, un tipo capaz de llorar como un niñito y de soltar una parrafada filosófica, con ínfulas de lánguido poema en prosa, como la siguiente: “Nosotros somos como los vapores que el viento dispersa, semejantes a las olas del mar que el torbellino levanta. Como bambúes quebrados sobre el mar, flotamos y nos hundimos alternativamente, sin gozar nunca de reposo. Nuestros éxitos en la encarnizada batalla van a hacer pesar pronto sobre nuestros hombros las fuerzas unidas del gobernador. Si nos persiguen por los canales y las bahías del mar, cuyos mapas ellos poseen, ¿no habremos de hacer grandes esfuerzos?”.
Toda una tierna declaración de buenas intenciones que no sirve de mucho porque, en cuanto se liquida el asunto, él y la viuda, junto al resto de los miembros de la flota, se lanzan de nuevo a matar, a saquear y a violar doncellas que luego venden provechosamente en Macao.
El negocio de la viuda continúa siendo de lo más floreciente durante un largo año más, justo hasta que el emperador le envía como regalo a un nuevo almirante, Tsuen-Mon-Sun, que la somete a una tenaz y porfiada cruzada que la deja exhausta y la humilla con la derrota. Dicen las crónicas que su gente se defendió con bravura, se cuenta el caso de una mujer pirata que, armada de un machete en cada mano, les rebanó el cuello a un buen montón de soldados imperiales antes de caer abatida en la cala.
A pesar de todo, la viuda Ching consigue rearmarse y continúa con sus fechorías, gobernando escuadras cada vez más fortalecidas, devastando aldeas y sembrando el terror allá donde pisa o navega, como un ángel de la muerte.
Pekín le envía a un caudillo guerrero de los más temibles: el almirante Ting Kvei, y la señora está a punto de hincarse de hinojos, derrotada, nada más ver la puesta en escena del sujeto. El almirante irrumpe en el mar con una flota inconmensurable armada de astrólogos y máquinas de guerra.
Borges lo contó diciendo que “la viuda se afligía y pensaba. Cuando la luna se llenó en el cielo y en el agua rojiza, la historia pareció tocar a su fin. Nadie podía predecir si un ilimitado perdón o si un ilimitado castigo se abatirían sobre la zorra, pero el inevitable fin se acercaba. La viuda comprendió. Arrojó sus dos espadas al río, se arrodilló en un bote y ordenó que la condujeran hasta la nave del comando imperial. Era el atardecer; el cielo estaba lleno de dragones, esta vez amarillos. La viuda murmuraba unas frases: ‘La zorra busca el ala del dragón’, dijo al subir a bordo”.
Además de las maravillosas invenciones narrativas de Borges, los anales –como siempre– dan dos versiones bien distintas del fin de la viuda Ching, igual que las dieron sobre el de su marido. Para unos, llegó a un acuerdo con el Gobierno y terminó dirigiendo una empresa de contrabando de opio. De nuevo jefa emprendedora donde las hubiese, y antes muerta que modesta, se hizo llamar Esplendor de la Verdadera Instrucción, y quizá se sintió satisfecha por una vez en su vida.
La otra versión cuenta que se retiró de las industrias del mundo y se casó con un gobernador. De ser así, no se sabe a ciencia cierta si volvió a enviudar o si, por el contrario, dejó viudo un día a ese santo varón que tuvo los arrestos suficientes para volver a desposarla.

ÁNGELA VALLVEY 24/07/2005