viernes, 9 de julio de 2010

Carniceria por la diosa del poder.


Frente a la gran puerta que se levanto, encontre la ambiguedad de mi conciencia, el sentido de lo real y lo irreal. Se entrelazaba en mi mente difusa, grandes cadenas de colores que se aproximaban a vertiginosa velocidad y que contemplaban la irrupcion de lo que llamabamos tiempo. Imnumerables voces rodeaban el silencio, junto a la desbandada del viento que golpeaba mi rostro, me encontraba perdido en la inmensidad de lo desconocido y sin la menor idea de lo que a continuacion sucederia.

3 comentarios:

  1. Benarés es más antigua que la Historia, más antigua que las tradiciones, más vieja incluso que las leyendas, y parece el doble de antigua que todas juntas. Mark Twain

    ResponderEliminar

suelta tu burrada